La titular del Concejo de Lapachito denunció que fue agredida por concejales

Estela Gómez acusó a dos ediles de sujetarla de ambos brazos durante una sesión especial, impidiéndole que se retire del recinto. La Policía debió intervenir.

La presidenta del Concejo Municipal de Lapachito, Estela Fanny Gómez denunció penalmente a los concejales Oscar Kisiel y Olga Acevedo por haberla agredido física y verbalmente, durante una sesión especial en la que se iba a designar al nuevo secretario del organismo, ya que Máximo González había renunciado horas antes.

Gómez había solicitado en la jornada de ayer, una sesión extraordinaria para tratar en la mañana de este martes, la propuesta del nuevo funcionario que reemplazaría temporalmente a González, quien habría renunciado por «incompatibilidad de horarios», según consta en la denuncia.

En diálogo, Gómez recordó que, alrededor de las 9:30 de este martes, al momento del inicio de la sesión especial, ingresó al salón, una mujer ajena al organismo, llamada María Molina con los libros de actas en sus manos. Por lo que, la presidenta del Concejo le solicitó los documentos y le pidió que se retirara para poder comenzar con la votación, pero fue inmediatamente increpada por los concejales Kisiel y Acevedo, quienes le manifestaron que Molina iba a ocupar el lugar que dejó González, ya que a pesar de no contar con su consentimiento, tenían el aval del intendente.

Sorprendida, Gómez se opuso a la imposición al considerar que se trataba de una decisión «arbitraria», que no había sido analizada por todos los miembros del Concejo. En tanto, propuso levantar la sesión para llevar la propuesta a un cuarto intermedio, Fue entonces, cuando Kisiel y Acevedo comenzaron a «levantar la voz». 

Antes de retirarse del lugar, la presidenta del Concejo de Lapachito intentó dejar asentado en los libros de actas lo que había ocurrido pero fue sujetada de ambos brazos, según denunció. «Se me vienen del lado izquierdo Olga y del lado derecho Kisiel», recordó la mujer en diálogo con este medio.

«Vos de acá no vas a salir con los libros», recuerda que le dijeron los ediles. Por lo que, comenzó un forcejeo que culminó cuando Gómez les advirtió que iba a radicar una denuncia por violencia de género e institucional.

Gómez asegura que si bien la soltaron a partir de ese momento, no la dejaban salir del recinto, ya que se pararon en la puerta impidiendo su paso. De modo que, se sentó en una de las sillas y llamó a la Policía que se presentó en el lugar minutos después.

Una vez que arribó el personal policial, la mujer logró recuperar su libertad y fue trasladada en el móvil hasta el Centro de Salud de Lapachito, desde donde la derivaron a La Verde, porque no contaban con un médico para que la examine rápidamente.

En la localidad vecina, la médica cirujana Marina Gutiérrez evaluó a Estela Gómez y constató un «edema y tumefacción en cara interna del brazo derecho con escoriación superficial».

«Desde marzo vienen sucediendo diferentes situaciones de violencia»

Gómez aseguró que no es la primera vez que sufre situaciones de agresión verbal y maltratos por parte de sus compañeros ediles y del propio intendente, a quien acusó de prohibirle el ingreso al recinto municipal, fuera de los días lunes por la tarde, cuando se llevan adelante las sesiones ordinarias del Concejo.

Asimismo, la presidenta del organismo municipal que se encuentra en el cargo hace dos años y medio, comentó otras situaciones de hostilidad dentro del ambiente laboral. «No tengo equipamiento, computadoras, nada», en consecuencia pidió «que se garantice el funcionamiento del Consejo y mi rol que fue elegido por voto popular».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.