Putin moviliza a reservistas de cara a anexión de provincias de Ucrania

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, tiene previsto dar hoy su discurso ante la Asamblea General de la ONU, un mensaje ya grabado que será transmitido mientras él permanece en Ucrania.

Putin no viajó a Nueva York, donde la ONU tiene su sede, para el evento, algo que no hace desde 2015.

Un asesor de Zelenski se burló de la afirmación de Shoigu de que el anuncio de Putin era parte de un plan, insinuando que era una medida tomada ante lo que Ucrania, Estados Unidos y el Reino Unido han presentado como reveses militares rusos.

«Todo esto se sigue ajustando al plan, ¿cierto? La vida tiene un gran sentido del humor», tuiteó Mijailo Podoliak.

La embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Bridget Brink, escribió en Twitter que la movilización era una señal «de debilidad, de fracaso ruso».

El ministro de Defensa británico, Ben Wallace, describió el anuncio de Putin como «una admisión de que su invasión está fracasando».

El vocero del jefe de la diplomacia de la Unión Europea (UE), Josep Borrell, dijo que la decisión rusa mostraba la «desesperación» de Putin.

Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero pasado. Desde entonces, ha logrado capturar de manera parcial o total las orientales provincias ucranianas de Donetsk y Lugansk y las sureñas Jerson y Zaporiyia.

Las provincias son contiguas y crean un corredor ininterrumpido desde Rusia hasta Crimea, lo que permite a Moscú reforzar la posesión y defensa de esa península ucraniana que se anexionó en 2014.

Crimea es vital para la seguridad rusa porque allí está anclada la flota rusa del mar Negro y da a Rusia una vía de acceso al mar Mediterráneo.

Los referendos en las cuatro provincias ucranianas se celebrarán desde el viernes, y se da por descontado que su resultado será a favor de la incorporación a Rusia, que ya ha creado allí administraciones civiles y militares e introducido su moneda, el rublo.

Los aliados de Ucrania ya han dicho que no reconocerán el resultado de las consultas, que Zelenski describió como una «farsa» y un «ruido» para distraer la atención del público ruso.

La guerra ha matado a miles de personas, hecho subir los precios de los alimentos en todo el mundo y provocado que los costos de la energía se disparen. También ha generado temores de una posible catástrofe nuclear en la planta nuclear más grande de Europa en el sureste de Ucrania, ahora ocupado por Rusia.

Asimismo, se están realizando investigaciones sobre posibles atrocidades cometidas por las fuerzas rusas en Ucrania.

En su discurso, Putin acusó a Occidente de participar en un «chantaje nuclear» y señaló «declaraciones de algunos representantes de alto rango de los principales estados de la OTAN sobre la posibilidad de utilizar armas nucleares de destrucción masiva contra Rusia».

No identificó quién había hecho tales comentarios.

«A quienes se permiten tales declaraciones respecto a Rusia, quiero recordarles que nuestro país también cuenta con diversos medios de destrucción, y por componentes separados y más modernos que los de los países de la OTAN y cuando la integridad territorial de nuestro país está amenazada, para proteger a Rusia y a nuestro pueblo, sin duda utilizaremos todos los medios a nuestra disposición», dijo.

Y agregó: «Esto no es fingimiento».

«Estamos hablando de una movilización parcial, es decir, solo los ciudadanos que se encuentran actualmente en la reserva serán sujetos de reclutamiento y, sobre todo, aquellos que sirvieron en las fuerzas armadas tienen cierta especialidad militar y experiencia relevante», agregó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.