Realizarán operativos de control de alcoholemia en simultáneo en todas las provincias del país

Este sábado se realizarán Operativos de alcoholemia en todo el país en la vigésimo primera edición de Alcoholemia Federal, coordinados por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), con el objetivo de controlar y evitar la circulación de conductores que superen los niveles permitidos de alcohol en sangre, informó hoy un comunicado oficial.

«Alcoholemia Federal es una política pública sostenida que apunta a generar un cambio en las costumbres viales; gracias a los controles realizados por las jurisdicciones en todo este tiempo, la cantidad de conductores que aún deciden transitar por la vía pública alcoholizados son un porcentaje menor, pero continúan siendo un riesgo para el resto de las personas», dijo el director ejecutivo de la ANSV, Pablo Martínez Carignano.

El funcionario sostuvo que se necesita «aumentar el esfuerzo y el compromiso para que los argentinos entendamos que la única graduación de alcohol en sangre segura para conducir un vehículo es cero».

En diálogo con Télam Radio, Martínez Carignano dijo que la vigésimo primera edición del Operativo Federal de Alcoholemia coincide con el debate en la Cámara de Diputados del proyecto de Ley de Alcohol Cero.

«Si todo sale bien estamos en la recta final a que tenga media sanción, para luego pasar al Senado y que, de acá a fin de año, tengamos una norma que diga definitivamente que el alcohol y la conducción no pueden ir juntos nunca más», apuntó el funcionario.

Los controles de alcoholemia se realizarán con la colaboración de las 24 provincias y la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT).

En la edición de julio, del total de conductores testeados, un 4% arrojó alcoholemia positiva, mientras que el 94% no tenía alcohol en sangre.

En la Argentina, los siniestros viales son la principal causa de muerte en las personas jóvenes y en al menos uno de cada cuatro siniestros el alcohol está presente.

«Es por eso que este operativo nacional también busca concientizar a quienes conducen sobre las consecuencias negativas del alcohol al volante», informó el comunicado.

Con respecto a las ediciones pasadas, la tasa de conductores con presencia de alcohol en sangre era en promedio del 6% (cualquier graduación); con presencia de alcohol en sangre superior a 0,5 gramos por litro de sangre fue del 4% y la graduación alcohólica promedio entre los casos positivos es 0,86 gr/l, según el comunicado de la ANSV.

En tanto, los hombres representan el doble de casos positivos en relación a las mujeres con la misma cantidad de test realizados.

Según el organismo, conducir habiendo tomado bebidas alcohólicas aumenta tres veces el riesgo de provocar un siniestro vial.

Estas probabilidades se multiplican por 10 y hasta por 30 veces, cuando el alcohol consumido varía entre los 0,5 g/l y 1,2 g/l.

Fuente: Télam

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.