Flavio Mendoza contra Nito Artaza: «De la noche a la mañana me dejó sin trabajo y me quedé sin nada»

El reconocido coreógrafo reveló una etapa muy dura de su vida, cuando quien era su jefe durante 15 años en el teatro de revista lo dejó en la calle de un día para el otro. «Me quedé en Pampa y la vía», aseguró.

En medio del éxito de El circo del Anima, que se presenta con la función especial llamada Mundo Hallowwen, Flavio Mendoza disfruta de un gran momento y se prepara con todo para la temporada de verano en Carlos Paz, donde tiene previsto llevar el musical Kinky Boots al Teatro Luxor.

A la función de prensa fueron muchos amigos famosos del coreógrafo y director y él se mostró exultante. «Estoy en un re lindo momento y apostando con todo a este país, que tiene la economía rota», expresó esta tarde en diálogo con el programa Detrás de escena, que sale de lunes a viernes a las 15 por AM 540.

En la entrevista con Daniel Gómez Rinaldi, Nico Peralta y Romina Carballo, Flavio habló de todo y recordó cómo nació Stravaganza, el gran éxito que hace 10 años revolucionó el teatro argentino. Por primera vez lo contó con lujo de detalle y le tiró un tremendo palito a Nito Artaza.

«Te voy a contar cronológicamente cómo fue todo: a mí me dejó sin trabajo de un día para el otro Nito Artaza, quedé en Pampa y la vía y la que primero dijo que fuera a trabajar al boliche Keops de Carlos Paz, donde se hacían shows hot, fue Gladys Florimonte. Si no hubiera sido por Gladys, no sé qué habría pasado. Llamé a Giordano, el dueño de Keops, me fui a Carlos Paz a hacer las noches hot de los jueves. En eso, Hernán Piquín tuvo un accidente y entré a reemplazarlo en la revista Carnaval de estrellas, con Guinzburg y la Cirio», repasó.

En su relato, el coreógrafo contó: «A Giordano le gustó tanto lo que hacía en su boliche que un día me contó que estaba creando un teatro. No me imaginaba cómo podía ser, no le ponía tantas fichas y cuando fui a ver el terreno, vi que iba a ser grande la cosa. Al año siguiente vi el mega teatro que estaba construyendo y me propuso armar un espectáculo».

«Cuando estábamos viendo todo, le dije que pusiera una pileta en vez de un escenario convencional, ahí se sumó Miguel Pardo como socio de Giordano y tuve que buscar a la persona que pusiera el dinero. Gisela Bernal le habló de mí a quien era su pareja, Ariel Diwan, y así se armó todo», continuó.

«Así se armó, fue un gran éxito y después lamentablemente Diwan se tuvo que ir por sus cuestiones personales y yo me tuve que hacer cargo de todo. Tuve que pasar a ser un empresario de repente y me quedé con una deuda muy grande, que fui pagando en cuotas por varios años. Todo fue para bien, gracias a Dios», sostuvo.

En eso, Nico Peralta quiso saber si Flavio y Diwan quedaron amigos. «¿Se hablan? Porque en un tiempo estuvieron distanciados», consultó el periodista y Mendoza contestó: «El distanciamiento fue por la relación que él tuvo con Gisela y los problemas personales que tuvieron. Sigo trabajando con Gisela y siempre estuve en el medio. Fue muy difícil esa época y tuve que luchar con molinos de viento».

¿Qué pasó con Nito Artaza, entonces? Flavio lo detalló así. «Nito de la noche a la mañana me dejó sin trabajo. Estábamos haciendo una revista y como estuve con Nito por más de 15 años, ni firmaba contrato yo; iba y trabajaba. De un día para el otro la revista cambió a una comedia y no me puso en la obra. No creía en mí como actor y me dejó afuera. Me quedé sin trabajo, me re enojé y como no tenía nada firmado, lo que me ofrecía hacer no cubría lo económicamente arreglado».

A la distancia, lo vi diferente. «Hoy lo agradezco porque me vino bárbaro. Lo que sucede, conviene y me convino mucho que haya pasado lo que pasó. A Nito no le guardo rencor ni le tengo enojo porque ya pasó y me sirvió. Ese momento fue duro pero me hizo estar donde estoy hoy. Al final, me convino que me haya dejado sin nada», cerró.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *